Silencio, se trabaja


Me encanta ver los estudios de otros ilustradores y artistas, puedes asomar la nariz a su espacio privado en donde trabajan y descubrir detalles que tal vez te hagan conocer algo más de su personalidad. Así que aquí trabajo yo, que ya que tenía todo ordenado era el momento de sacar algunas fotos. Mi becaria (alias Tiza, la gata) sigue de vacaciones en la playa, en caso contrario ya estaría sentada encima de la mesa como una señora.











Ola de frío (de hace un año)



Ayer vi que había nevado por Denia, Jávea, y otras zonas de la costa alicantina. Me hubiera encantado estar en ese momento en mi pueblo y poder acercarme a ver la playa nevada, es algo muy excepcional que pase eso allí. Al haberme criado en la costa en un lugar con 300 días de sol al año no había podido disfrutar nunca de la nieve hasta que viví en Salamanca y desperté una mañana con toda la calle nevada. Así que cada vez que nieva estoy como loca por ir a verla, pisarla, y lanzar bolas de nieve (eso siempre). Rescato hoy estas fotos porque ver imágenes de la playa nevada me hizo recordar que hace cosa de un año me escapé un domingo a Segovia, también durante una ola de frío. Si ya de por sí la ciudad es bonita, verla toda blanca le daba un encanto especial.









¿Qué pasa con los dibujos de los cuadernos cuando nadie los ve?


plantitas, dibujo de plantas, gif de plantas, plantas bailando, ilustración de plantas, Mar Villar,

Esa era la pregunta que me rondaba a veces, y me llegaba a picar tanto la curiosidad que entraba a oscuras al estudio y haciendo el menor ruido posible y ¡ZAS! Ahí estaban en el cuaderno... quietos. Así que no me andé con rodeos y coloqué una cámara oculta al lado de la mesa, me fui unos cinco minutos, y al volver revisé la cámara y... ¡lo sabía, se mueven!.

Volví a hacer lo mismo con otras páginas del cuaderno pero no dio resultado. Revisé una y mil veces por qué habrian cobrado vida si había utilizado las mismas pinturas, el mismo papel... Nada, que no entendía nada. Seguí analizando hasta que me di cuenta de que para pintar utilicé el agua con vitaminas que tenía reservada para regar las plantas. La próxima vez usaré las vitaminas en bruto, a ver qué pasa.

Niebla



Hace no mucho hubo unos días en los que salías a pasear por el río y con tanta niebla no sabías muy bien si seguías en Madrid o si de repente te habías teletransportado a Silent Hill. Me gusta la niebla por la capacidad que tiene de hacer tan irreconocible un paisaje al que estás tan acostumbrada, me fascina ese halo de extrañeza y también tiene su encanto, ¿no?.





Hacia un nuevo año


estrellas, constelaciones, ilustración de constelaciones, veleta, orientarse orientación, casa, caminos, buscar

Caminar, mirar hacia las estrellas para orientarse y hacia el suelo para saber dónde has situado los pies. Retroceder un poco, pero sólo para percibir algo que se te había pasado por alto, y avanzar otra vez. Seguir la senda, o mejor aventurarse por vías alternativas y descubrir algo nuevo. Volver a asegurarse de la situación de tus pies y continuar caminando. Buscar, encontrar algo interesante, explorarlo. Y volver a mirar la luz de las estrellas para guiarse. Y a los pies otra vez, por supuesto.

2016 acaba para mí mejor de lo que empezó, y preveo que 2017 va a ser un año de cambios importantes y para bien, tiene que serlo, y seguro que para vosotros también. Muchas gracias por estar ahí, disfrutad muchísimo de esta nochevieja. Espero que entréis con buen pie en el nuevo año, ¡nos vemos en unas horas!.

Felices fiestas

Navidad, felicitación de Navidad, felices fiestas 2016, luces de navidad, gif navidad, reno, bufanda

"Narrar por capas", taller con Elena Odriozola y Gustavo Puerta Leisse


Hace unos días me enteré de la feliz noticia de que era una de las veinte personas seleccionadas para asistir los días 14 y 15 de diciembre al taller Narrar por capas, de Elena Odriozola y Gustavo Puerta Leisse, dentro de las actividades de este año del Mazoka, ¡menudo lujo!. Además era en Vitoria, una ciudad que conocía de pasada pero que me tenía enamorada, así que encantada de volver a pisarla.   


Elena había trabajado recientemente con papeles recortados por capas para una serie de ilustraciones tituladas BAZAR – Catálogo de juguetes, que hace un par de meses pudo verse expuesta en Madrid.   El objetivo del taller era realizar una imagen con esa técnica que tuviera que ver con un juguete de nuestra infancia. Para comenzar a practicar con el cúter y entender un poco el funcionamiento de la técnica, nos dio dos fotocopias con una de sus imágenes de El Bazar en la que teníamos que recortar las masas negras y superponer después los dos folios para ver el resultado.

Prueba de corte, la ilustración es de Elena Odriozola.

Para elegir el juguete, nos propusieron que habláramos durante 15 minutos con el compañero que teníamos enfrente sobre los juguetes que teníamos de peques. Empezaban a salir anécdotas, recuerdos, y algún que otro trauma sin resolver (eso casi que lo dejamos en manos de profesionales), y a revivir sensaciones que teníamos al jugar con aquellos juguetes. Y, como no, al final acababas hablando con el de enfrente, con el de al lado, con el grupo de más allá... Fue curioso, porque seguramente mucho de lo que recordé no hubiera aparecido tan fácilmente en mi cabeza de no ser por hacer este ejercicio en común. En mi caso, había dos juguetes entre los que elegir, uno era una bicicleta morada con ruedines y el otro mi colección de Mi Pequeño Pony (y mi trauma por cómo me desaparecieron en una mudanza, pero lo dicho, eso para los profesionales citados anteriormente), pero finalmente elegí estos últimos, que además siempre es lo primero que recuerdo de mis juguetes.

Después de esto, Gustavo nos propuso escribir en treinta minutos un breve texto  acerca del juguete elegido. No me veo muy capaz de escribir, me parece algo muy complicado y lo respeto bastante, pero me sorprendí de lo bien que trabajo bajo presión, ya que en tan poco tiempo saqué algo que, aunque muy mejorable, me dejó contenta. Parece ser que cuando se habla desde el recuerdo y la vivencia personal todo fluye mejor.

Momento "¿y ahora yo qué escribo?"

Una vez escrito, se lo leíamos a Gustavo y Elena, y él se encargaba de comentarte en qué podrías mejorarlo. El mío lo dejé sin arreglar por falta de tiempo, porque comenzaba adentrándote muy bien en él pero el final era muy brusco. El siguiente paso era hacer bocetos para la imagen final, la idea era construir una imagen que generara la necesidad en el niño de tener ese juguete. No sé si lo habré conseguido, pero tras tanto recordar y escribir no necesité hacer muchos bocetos para llegar al resultado final, sólo revivir la sensación de cuando jugaba con todos aquellos ponys y lo que disfrutaba y la imagen salió sola. En un principio iba a ser una niña galopando en uno, pero para hacerlo más divertido la convertí en equilibrista, ¿quién no querría hacer piruetas imposibles sobre un Pequeño Pony?.


Una vez se tenía la imagen en un A3, había que calcarla también por detrás. Era necesario tener las líneas bien definidas para que luego al superponer papeles no quedara descuadrado. Una vez calcada por detrás, poníamos esa imagen en negativo sobre el papel que utilizaríamos en el trabajo final y repasaríamos la línea para transferirla, y una vez hecho esto comenzar a cortar.



 Llegó un punto en el que me iba a estallar la cabeza por no saber muy bien dónde cortar sin pifiarla, así que acabé consultando a Elena, que me supo resolver el dilema. Al final, quedaron 3 capas de papel recortado, más el marco,y el fondo.

Fue un taller que se me hizo muy corto pero muy intenso, y disfruté muchísimo del proceso y de una técnica que se me hace complicada pero que a la vez tiene un montón de posibilidades. Y fue una pena no poder quedarme por la tarde el último día y perderme las dos charlas que dieron los talleristas, que seguro que estuvieron muy bien. Un placer haber tenido el privilegio de asistir gracias a los chicos de Ilustrapados en Araba, que han sido quienes lo han organizado todo, volví a casa encantada y con cosas que ordenar en mi cabeza.

He intentado hacer alguna foto decente del resultado final pero sólo he conseguido que queden bien algunas de los detalles, no tengo muy buena luz por casa, pero más o menos se entiende cómo es la imagen.





Gatos de Papel - Exposición colectiva benéfica


Gatos de papel, libroteca el gato de chesire, exposición gatos de papel, ilustración de gato, gato gordo, dibujo de gato, dibujo a tinta de gato, Mar Villar,

Para la gente de Zaragoza, hoy se inaugura en la Libroteca El Gato de Chesire la exposición Gatos de Papel. Estará desde hoy hasta el 31 de enero, y podéis ir a verla en la calle Juslibol 46. En ella han participado varios ilustradores aportando su trabajo con el fin de recaudar fondos para Zarpa Zaragoza Protección Animal. Por mi parte, estará expuesto este pequeño gatete rechoncho (el de la postal, aclaro). Tiza la becaria ha aprobado esta acción posando para la foto y después paseando por el teclado mientras escribía esta nota informqjvicq7843618bv:%...

Fantasmita


Dibujo de fantasma, ilustración de fantasma, diseño de personajes, tinta, Mar Villar, fantasma bailando,

- Vale, tranquila, ese buuuuuh tenebroso que acabo de escuchar no es nada, seguro que ha sido algo que ha movido el viento. No voy a alarmarme por esa tontería, todos sabemos que los fantasmas no existen. Y que esa especie de sombra que se me acerca me la estoy imaginando, ¿verdad que sí...?.

(Minutos más tarde SÍ resultó ser un fantasma, ¡pero más majo que las pesetas!).

Dibujo de fantasma, ilustración de fantasma, diseño de personajes, tinta, Mar Villar, fantasma amigo

Dibujo de fantasma, ilustración de fantasma, diseño de personajes, tinta, Mar Villar, fantasma tumbado

Dibujo de fantasma, ilustración de fantasma, diseño de personajes, tinta, Mar Villar, fantasma abrazo

Postales desde el Limbo - VII edición



Con estos tres bailongos vuelvo a participar este año en Postales desde el Limbo. Para quién no lo conozca, se trata de una iniciativa con fines benéficos que busca juntar a diversos creadores que participamos, de forma voluntaria, con una o varias postales, todas del mismo formato. Lo más llamativo es que el comprador no va a saber de quién es la autoría de la obra que está adquiriendo hasta después de la compra.

Las postales de todos los participantes estarán expuestas desde mañana día 18 al 21 de noviembre en la Sala Cuarto Espacio de la Diputación Provincial de Zaragoza (Plaza de España 1, 50004). El acceso a la sala será, a diferencia de otros años, por Coso 50 (la oficina de turismo). Lo recaudado por la venta de las postales irá destinado al Centro de Solidaridad - Proyecto Hombre. Si alquien pasa por allí y los ve, que se marque un bailecito con estos tres.