Paseo por Altea



Cuando me escapo a casa siempre intento acercarme al casco antiguo de Altea, me parece un lugar muy bonito y me relaja darme una vuelta por sus calles, ver sus casitas blancas con el mar de fondo y perderme por sus recovecos. Y, como no, me entra la morriña y aprovecho para recordar viejos tiempos de cuando estudiaba allí. Y recordar además las cuestas que tienen algunas de sus calles, que eso ya no es tan idílico.








No hay comentarios