Niebla



Hace no mucho hubo unos días en los que salías a pasear por el río y con tanta niebla no sabías muy bien si seguías en Madrid o si de repente te habías teletransportado a Silent Hill. Me gusta la niebla por la capacidad que tiene de hacer tan irreconocible un paisaje al que estás tan acostumbrada, me fascina ese halo de extrañeza y también tiene su encanto, ¿no?.





4 comentarios

  1. Esa niebla era mía, ¡mándamela de vuelta ya! xD

    ResponderEliminar
  2. Si algún día no tienes suficiente y necesitas pide que te mando una poquita <3

    ResponderEliminar