Ola de frío (de hace un año)



Ayer vi que había nevado por Denia, Jávea, y otras zonas de la costa alicantina. Me hubiera encantado estar en ese momento en mi pueblo y poder acercarme a ver la playa nevada, es algo muy excepcional que pase eso allí. Al haberme criado en la costa en un lugar con 300 días de sol al año no había podido disfrutar nunca de la nieve hasta que viví en Salamanca y desperté una mañana con toda la calle nevada. Así que cada vez que nieva estoy como loca por ir a verla, pisarla, y lanzar bolas de nieve (eso siempre). Rescato hoy estas fotos porque ver imágenes de la playa nevada me hizo recordar que hace cosa de un año me escapé un domingo a Segovia, también durante una ola de frío. Si ya de por sí la ciudad es bonita, verla toda blanca le daba un encanto especial.









No hay comentarios