Rincones de un pueblito costero



Ya huele a verano y sí, por mi tierra habrá mucho turismo y en verano hay zonas intransitables, pero cada vez me doy más cuenta de lo que valoro el haber crecido cerca del mar y poder disfrutar de vez en cuando de rincones así y de meter los pies en el Mediterráneo.






Y otra cosa: en Madrid no, pero por aquí las buganvillas crecen que da gusto. Porque es trepadora y no sabría donde meterla que si no ya tendría una en casa enredándose por el balcón.

2 comentarios

  1. Los pueblecitos de paredes blancas siempre son amor del bueno buenísimo (y si tienen macetas y flores por todas partes más aún) ^^

    ResponderEliminar